El parto de Almudena

Gaia decidió nacer el día que hacía 40 semanas, a las 4 de la mañana expulse el tapón mucoso y media hora más tarde rompí aguas. Pero aún no era el momento, asi que seguí en cama un poco más, a las 8 avisé a mi matrona Marta, vino a revisar cómo estábamos y como no había contracciones se fue. Pasó toda la mañana y a las 4 volvió a venir Marta, fuimos a dar un paseo, charlamos, me ayudó a relajarme y me dijo: Desconecta, deja que Gaia tome las riendas, cuando no pienses en el parto se desencadenará. Y así fue, se volvió a ir y al rato empezaron las contracciones, pero ya muy fuertes y seguidas, pel parto ya era más inminente.

Papá empezó a llenar la bañera de parto, las hermanas mayores se fueron a con los tíos que viven en la casa de al lado.

Las contracciones cada vez eran más dolorosas e intensas, quería ponerme en posición cuadrúpedos, pero el dolor era insoportable así que escuché a mi cuerpo y me senté en la bañera, no sé cuánto tiempo pasó dentro del agua. Marta me animaba, me decía que ya quedaba poco, Gaia estaba ya muy abajo, cuando me di cuenta ya estaba empujando y a las 21:50 del 20 de octubre asomó su cabeza, la sostuve y en la siguiente contracción nació, en mis brazos, en un parto maravilloso, con un acompañamiento de 100, sin prisas. Poco después papá fue a por sus hermanas y así comenzó nuestra familia de 5. Con la casa llena de oxitocina y amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.